info@estudiospatagonicos.com.ar



Faro Cabo Dañoso
Roberto Hilson Foot

Faro situado en la costa Atlántica en la Provincia de Santa Cruz a 70 km de Puerto San Julián en el Cabo que le da nombre.

 

 

 

 

Relevamientos:

 

Expedición Costera, enero 2006

 

Tomás Bradley

Roberto Hilson Foot

 

 

 

Fotografías

 

Roberto Hilson Foot (2006)

 

 

 

Agradecimientos

 

Al personal de Faros y Balizamiento del Servicio de Hidrografía Naval.

 

 

 

Bibliografía

 

 

I

 

El 27 de enero de 1947 el jefe de la División Balizamiento, Teniente de Navío Alberto A. Tarelli redacta un memorandum informando que se construirá próximamente en la zona del Cabo Dañoso un faro.

 

El encargado del balizamiento luminoso del Puerto San Julián, Carlos R. Olivari, le informa en una nota fechada el 5 de febrero de 1947 que han recorrido la zona e identificado una pequeña meseta a 420m al oeste del cabo con 18m de altura. Al oeste de este punto se encuentra otra meseta de mayor elevación, de unos 25 m.s.n.m.. Recomienda este lugar de tierra arenosa, sembrada de piedras chicas y graníticas, para emplazar el faro.

 

A fin de poder construirlo, se procedió a hacer el listado de materiales que incluía, cemento portland en bolsas de 50 kg., arena y pedregullo del lugar, madera para encofrar, tirantes, alambre, clavos, tablones para andamios, barras de hierro, 80 kg. de pintura negra, 80 kg. de roja y 60 kg. de pintura blanca; con 10 litros de aguarrás y 20 kg. de aceite de lino cocido. Asimismo se hace necesario presupuestar, una puerta con bisagras de bronce, cal de Gibboz apagada, portacandado, candado de bronce, reja de ventilación, ventanas de madera dura, escaleras de hierro y una garita armada y acondicionada por la división talleres. Obviamente se debía además incluir el equipo luminoso.

 

En el mes de octubre de 1947 se despacha la comisión de construcción del faro Cabo Dañoso a cargo del suboficial Nicolás Caraus que procede a lo largo de octubre y noviembre a su construcción. El 3 de diciembre informa haber pintado franjas horizontales blancas y rojas. Las obras se ven demoradas por los intensos vientos, terminando de pintar recién el 20 de diciembre con los materiales que habían sido trasladados desde Puerto San Julián. Este traslado se hizo en un camión marca Chevrolet modelo 1936 motor N° 666757570, chapa patente N°809 de la Marina de Guerra.

 

El personal comprometido en la construcción, de pase en comisión al buque oceanográfico Madryn fueron:

 

■ Encargado Suboficial Principal Torrero

Nicolás Caraus

■ Ayudante Suboficial 2° Torrero

Alfredo Yop

■ Agregado a la comisión Cabo Segundo

Rodolfo del Río

■ Carpintero auxiliar 4°

Domingo Lampis

■ Albañil

Serafín Iglesias

■ Peón, Cabo Segundo Torrero Auxiliar

R. Lescano

■ Peón, Marinero 1° Torrero Auxiliar

Vicente Fiasche

■ Peón, Marinero 1° Torrero Auxiliar

Alejo Lopez

■ Peón , auxiliar 7°

Dionisio Tirante

■ Peón, auxiliar 6° Guardián

Joaquín Almeida

■ Peón, auxiliar 7°

Manuel Prieto

■ Peón, servicios generales

Carlos Lafroscia

■ Peón, servicios generales

Ricardo Maccagno

 

Este equipo de gente instala una válvula solar V.S. N° 3656, un destellador K.M.D.G. N° 3683 y un reductor T.R.A.E. 130 N° 8645.

 

El material y personal se había embarcado el 23 de agosto en el buque Madryn, llegando a San Julián el día 5 de septiembre. Lograron instalarse definitivamente en el Cabo Dañoso el 16 de septiembre. Al construir el faro dejaron la puerta de entrada sobre el lado Norte, la ventana del lado opuesto y la escalera de acceso al segundo tramo, del lado Este. El lugar es tan agreste que debieron hacer huella – camino desde San Julián de 72 km de extensión. Todos los trabajos quedaron terminados el día 23 de diciembre, emprendiendo el regreso el 24 y llegando a Plaza Constitución el 28 de diciembre de 1947 a las 9 hs.

 

El óptico instalado fue el N° 3753 de 275 mm. y los acumuladores de gas acetileno fueron los números 2075 – 2643 – 710 – 2034 – 305 – 2154 – 2641 – 1608 – 1683 – 2595 – 1214 – 905 – 1939 – 1696 – 2709.

 

El día 23 de diciembre se libró el faro al servicio público con una característica luminosa de 1 + 5 +1 +5 +1 +5 +1 +26 = 45 seg., de luz blanca. Con un aparato luminoso A.G.A. y alcance óptico de 16 millas, siendo la torre cilíndrica de 11,25 mts. de altura, pintada a franjas horizontales blancas y rojas alternadas con una garita en la parte superior, ubicado a 40° 49´ S y 67° 12´O. La leyenda del mismo fue B. Gr. Des (4) c/45s con una altura focal de 43,90 mts.

 

Con fecha 7 de junio de 1950, el Guardamarina Ing. Maq. Oscar Gigirey informa de la inspección y corrección hecha en la característica, describiendo el estado de la casilla y farola como excelente, apta para cumplir con lo escrito por J.L Borges acerca del rol del faro como la mirada de la civilización sobre los hijos suyos esparcidos por el océano. La toponimia del lugar habla a las claras del peligro para la navegación y de la importancia de un faro para poder navegar la zona.

 

Se le realizaron trabajos de mantenimiento en 1955 y 1957 realizando una inspección a cargo del Guardamarina Jorge Montero en marzo de 1958 que lo describe como en buen estado. Durante la década de 1960 se le realizaron tareas de mantenimiento y pintura. La dificultad para el acceso ha complicado con frecuencia el mantenimiento. En enero de 2001 el Suboficial Mayor SHBA Rodolfo Villalba informa de que el faro estaba apagado, por lo que con mucha dificultad, por estar los caminos anegados, debieron reestablecer el servicio.

 

La publicación Faros y Señales Marítimas Parte II H212 lo describe actualmente con el número 1405 (nacional) e internacional G. 1160, B (blanca), Desc: (4) cad 45seg. Con una elevación de 44 m.s.n.m. luz 1seg eclipse 5s (3) luz 1seg eclipse 26seg.

 

 

Bibliografía

 

■ Servicio Hidrografía Naval H539, Faros Argentinos, año 2001.

 

■ Legajo N° 74, Cabo Dañoso, División de Hidrografía faros y Balizas.

 

■ Faros y Señales Marítimas, H212 Parte III, Costa del Atlántico, Armada Argentina, S.H.N. República Argentina, 2001.

 

■ Norberto Firpo, Para memoriosos, Faros, Diario La Nación, 30 de abril, 2006.

 

■ Leonardo Lupiano, Los faros Australes, Ediciones Dunken, 1998.

 

■ Alejandro Rey, Faros Reyes de los Confines, Diario La Nación, 2 de abril, 2006.