info@estudiospatagonicos.com.ar



Baliza Alta
Roberto Hilson Foot

Descripción de la prominente baliza que domina la margen izquierda del estuario del río Santa Cruz.

 

Relevamientos:

 

Expedición Río Chico – Río Santa Cruz (2004)

 

Ignacio Amalvy Degreef

Jeremías Travaglini

Juan Manuel Botello

Christian Doyle

Jon Ruiz

Roberto Hilson Foot

 

 

 

Expedición Costera (2005)

 

Pía Simonetti

Florencia Campetella

Sebastián Bradley

Juan Massó

Juan Manuel Botello

Daniel Bruno

Roberto Hilson Foot

 

 

 

Fotografías:

 

Pía Simonetti (2005)

Daniel Bruno (2005)

Roberto Hilson Foot (2005)

 

Agradecimientos

 

Al personal del Departamento de Balizamiento del Servicio de Hidrografía Naval, en especial al Suboficial 1° Rodríguez y al Suboficial Mayor Perez. Al personal de la biblioteca del Servicio de Hidrografía Naval.

 

 

 

Bibliografía

 

 

 

Cuando nos referimos al término baliza debemos discriminar un primer tipo, las denominadas balizas ciegas, que siendo una gran ayuda, sobre todo para la enfilación y ubicación de los navegantes, no cuentan sin embargo con un equipo luminoso.

 

 

 

La Baliza Alta al emitir luz se encuentra clasificada en la categoría de baliza luminosa, útil para referenciar a los navegantes especialmente de noche. Una baliza es fundamentalmente una torre (donde forma y color pueden ser significativos), que en el caso patagónico, debe ser muy resistente a la corrosión y al viento, apoyada sobre un basamento que brinde estabilidad y portadora de un equipo de luz. Requiere por tanto de una fuente de energía que puede ser provista por un equipo motogenerador, paneles solares y baterías, aspas y equipos eólicos, gas licuado en tubos de butano o propano, gas acetileno, etc. Todo ello para proveer de una señal distintiva con sus colores, bandas de pintura, revestimientos, símbolos y luces acotadas en las cartas de navegación para uso de los navegantes.

 

 

 

La Baliza Alta ubicada a los 50°06’03” S y 68°19’28” O es de construcción relativamente nueva pues fue realizada entre 1993 y 1994. Es una torre tronco-piramidal, de color gris con una altura de 30 m y un sector de luz de 130° con luz por 0,9s y eclipse de 2,1s.

 

 

 

Es una estructura visible desde gran distancia, aún en tierra. Es una torre autosoportable de material galvanizado. En diciembre de 1993 la empresa Guzman Nacich SACI, presentó una cotización de $ 27.000 mas IVA para proveer de los materiales. En 1994 se despacharon las partes provistas por esa empresa a Puerto Santa Cruz para la construcción de la baliza.

 

La necesidad de contar con un eficiente balizamiento está vinculada con el tráfico naviero del Puerto de Punta Quilla sobre la margen sur del estuario Rio Santa Cruz a 4,5Km de su desembocadura en el Océano Atlántico. Este puerto de aguas profundas permite un calado máximo de 9,5m al pie del muelle, referida al cero local, siendo un puerto artificial, multipropósito con una importante actividad pesquera, siendo apto para buques de ultramar, cabotaje y pesqueros.

 

 

 

Con una boca del estuario amplia desde Punta Entrada hasta Punta Cascajo de 1,2 millas de ancho, presenta sin embargo bancos de sedimentos a diferentes profundidades con fangos, rocas, cascajo y arenas que son una amenaza para la navegación por lo que se hace necesario contar con un preciso balizamiento.

 

 

 

El acceso al puerto puede ser por el norte con la enfilación de Baliza Punta Entrada – Baliza Quilla con un arrumbamiento 282°- 102° o por el acceso sur, con mayor profundidad, utilizando para la enfilación la baliza Baja y la baliza Alta con un arrumbamiento general de entrada de 012°,5 – 192°,5.

 

 

 

El número nacional de la Baliza Alta es el 357 y su número internacional es el G 1208.1, teniendo, como habíamos adelantado, categoría de baliza. Se encuentra ubicada a 35,5 m.s.n.m.. La altura total de la baliza es de 30,3m, estando la base de la plataforma a 29,3m. Tiene una escalera lateral para poder acceder al equipo lumínico. Cuenta con paneles solares M-65, con baterías de 6v y 145 amp/h siendo de color gris galvanizado.

 

 

 

La linterna es la LBFA 200 N° 2344, siendo el óptico el LBTB 200 N° 2025. El destellador es KMA 130 N° 68816, con un reductor Trad.130 N° 15271. El color de la luz es blanca, con una sección de 130°, desde los 318° 30′ hasta los 088° 30′.

 

 

 

La zona donde está ubicada la baliza, sobre la márgen norte del estuario del Río Santa Cruz, tiene un clima con temperaturas medias anuales de entre 8° y 9°C con una presión atmosférica media anual de 1003 a 1004 HPa. Es una zona en general con muchas tormentas que dificultan la navegación, haciendo necesario contar con la mayor cantidad de ayudas terrestres para los prácticos y capitanes. El grado medio de nubosidad es alto entre 5 y 6 oktas. Las nubes presentan su máxima frecuencia en los inviernos entre mayo y septiembre, donde por efecto de la latitud la cantidad de horas de luz disminuye drásticamente. La zona tiene pocas precipitaciones llegando a un promedio cercano a los 200 mm por año. Los vientos predominan del SO, O y NO durante el año, con medias de hasta 25Km/h registrando casi todos los años máximas superiores a los 100km/h.

 

 

 

A estas difíciles condiciones climáticas debemos además considerar las dificultades que presenta la navegación estuarial por la presencia de los bancos de arena, cascajo y la influencia significativa de las mareas, que en el caso de Punta Quilla alcanza una amplitud máxima de 12,0m y media de 7,6m. A la luz de lo explicitado se entiende la importancia de la Baliza Alta para la navegación en esta zona.

 

 

 

Bibliografía

 

■ Servicio de Hidrografía Naval, Faros y señales, H212 parte II, Costas Atlánticas. Armada Argentina decimoprimera edición, 2001.

 

■ Leonardo L. Lupiano, Los faros australes, Ediciones Dunken, 1998.

 

■ Servicio de Hidrografía Naval, Legajo 1030/2 Baliza Alta.